Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

El peor enemigo de cualquier emprendedor

Enviado por Alvaro el Sáb, 03/29/2014 - 18:33

Me gusta la gente ambiciosa. Me gusta la gente inteligente. También me gusta la gente conformista si tiene un gran corazón. La gente amistosa, la gente simpática, la gente divertida, la gente optimista, la gente productiva y proactiva. Sí, me gustan casi todo tipo de personas de las que pueda aprender a emprender.

Lo que no me gusta en absoluto son las personas que quieren los máximos resultados a través del mínimo esfuerzo. Esa fórmula de ensueño nunca funciona. Nunca. Y nadie será capaz de agradar y complacer jamás a unos clientes que buscan la lámpara maravillosa de Aladino. Si quieren preguntar cuánto pueden ganar habría que preguntarles a ellos cuánto están dispuestos a trabajar. Por norma general, poco.

El peor enemigo de cualquier emprendedor es la ansiedad, es la impaciencia, es no saber vivir con la incertidumbre.

Existen formas de hacer mejor las cosas para acortar los plazos pero no existen atajos para conseguir esas cosas saltándose lecciones. Sí, cualquiera puede conseguirlo pero cumpliendo unos plazos mínimos de formación para adquirir experiencia, sacrificando muchas cosas de las que tendrán que desprenderse temporalmente.

Algunas personas se niegan a creerlo y piensan que se gana mucho dinero en Internet en unos meses. ¿Alguien te dijo como hacer dinero rápido?¿sin quebrantar la ley? Exacto, no es tan fácil. ¿Quieres ser un gran abogado? ¿O un buen médico? Si sabes que hay que estudiar y practicar, ¿qué te hace pensar que el marketing digital es diferente? Las cosas no se aprenden ni se consiguen sólo con desearlas.

Formación

Necesitas aprender marketing en Internet para poder emprender un negocio digital con éxito. En la universidad puedes haber estudiado 4 ó 5 años marketing o administración de empresas, por ejemplo, y sin duda te ayudará y tendrás una buena parte del camino recorrido. Pero en esas facultades no aprenderás SEO y no aprenderás HTML.

Tampoco aprenderás diseño y desarrollo web, ni el uso y puesta en marcha de Drupal o Wordpress, ni la creación de tiendas online con Prestashop o Magento. Y cuando te introduces en el mundo del marketing y la promoción online, te das cuenta que lo que estudiaste está muy limitado y necesitas aprender mucho más, en realidad muchísimo más para desarrollar un negocio en Internet con éxito. Eso se llama formación.

Experiencia

A lo mejor ya te han ofrecido algunas oportunidades de negocio, fáciles y rápidas, en las que te vuelves empresario de la noche a la mañana, simplemente pagando un par de cientos de dólares. Sin estudios, sin preparación y sin experiencia, sólamente pagando y voilá, ya tienes un negocio en Internet, y ese mismo día ya puedes empezar a ganar dinero copiando y pegando anuncios. Quien te diga eso estará intentando aprovecharse de tu ignorancia, de lo que todo el mundo busca: dinero fácil.

Si alguna vez has creído ser emprendedor y has pensado que tener un negocio digital es tan fácil como pagar 1000$, significará que aún no estás preparado para tener éxito en Internet. Simplemente no ha llegado tu momento. Con mucha menos facilidad con la que creíste haber conseguido un negocio en Internet te darás cuenta que requiere un enorme sacrificio y preparación antes de poder ver la luz. Eso se llama experiencia.

Sacrificio

Hay personas que lo quieren todo, y lo quieren ya. Quieren ir al gimnasio dos horas cada día, pasar cuatro horas con sus hijos, estar de compras con su mujer otras dos horas y otras dos viendo alguna película, pasear y disfrutar con su perro otra hora, hablar con sus amigos otro par de horas y dormir una siesta de una horita para recargar pilas. Eso son 14 horas y sólo quedan 10 horas para dormir, ducharse, comer tres veces al día e ir a trabajar 8 ó 10 horas para poder pagar los gastos mientras consiguen financiación para construir un negocio. A mí no me cuadran las cuentas.

Hay varias cosas que son fundamentales y de las que no te puedes privar para poder sobrevivir. Otras simplemente sirven para intentar disfrutar cada día. Pero déjame decirte una cosa: cuando no hay dinero y las deudas se acumulan, la felicidad es sólo un disfraz temporal. Tienes que prescindir de muchas cosas antes de conseguir cierta libertad y tranquilidad económica en tu negocio, y debes empezar a elegir cuáles debes aplazar si de verdad quieres emprender un negocio. Eso se llama sacrificio.

Los atajos no llevan a Roma

Los emprendedores que buscan atajos para acortar el camino que ya saben que deben tomar, claramente están subestimando el trabajo que conlleva, el tiempo que conlleva y también subestiman el conocimiento y la formación que conlleva. Quieren que les den la película, no el libro. Aprenden algo en un par de horas y piensan que eso les hará ganar dinero toda la vida. Se identifican porque miran constantemente el reloj o el número de páginas que les queda para terminar. ¿Te suena de algo?

No te sirve absolutamente de nada aprender posicionamiento web si antes no has aprendido a montar tu propio sitio web. Claro, hay gente que les apasiona sólo el posicionamiento web pero no le gusta el tedioso trabajo de montar un sitio web. Y si para tener un sitio web hay que escribir, y aborrecen escribir, ¿para qué quieren un sitio web? Jamás llegarán a ser unos buenos SEOs. Es el orden lógico de las cosas.

En el fondo esos emprendedores saben que el mundo no funciona así, pero se resisten a admitir que no están preparados para triunfar en un negocio online. Creen que pueden conseguir en cinco meses lo que al resto de emprendedores les costó 5 años. ¿Piensas que por tomar algunas pastillas quemagrasa y levantar algo de pesas un par de horas a la semana vas a conseguir el mismo cuerpo que le ha costado conseguir 5 años a otra persona? Hay personas que creen que sí. Yo también pasé por esa fase.

El tiempo, la impaciencia, la ansiedad

¿Por qué no empiezas a tocar el piano mejor? Ya sabes, si Beethoven fue capaz de componer su novena sinfonía siendo sordo, cualquier persona lo tiene más fácil, ¿no?

Si te apasiona la música, ¿por qué no tocas la guitarra un poco durante unas semanas y te conviertes en la nueva estrella del rock and roll? Eso te haría nadar en dinero. ¿No era eso lo que buscabas? No me lo digas, creo que ya sé porqué; porque no tienes tiempo para practicar y tú necesitas saltar al escenario cuanto antes para ganar dinero ya con tu guitarra y poder disfrutarlo con la familia y los amigos, ¿me equivoco?

Muy bien, a ver qué te parece esto. ¿Sabes que es lo que te está frenando para conseguir cualquier cosa? La impaciencia, tu necesidad del conocimiento instantáneo, de las habilidades inmediatas, de los resultados instantáneos. Nada llega de esa forma a menos que sea algo que puedas comprar y te lo envuelvan en papel de regalo listo para llevar. Un negocio no es un paquete de donuts, y un negocio en internet tampoco.

El cuerpo perfecto

No puedes comprarte un cuerpo perfecto ya preparado y listo para atraer todas las miradas a tu paso. No puedes comprar el tiempo necesario para construir ese cuerpo ya hecho. Ni siquiera podrás jamás comprar los años de ensayo y errores con la dieta, el entrenamiento, el descanso, los pesos, el cardio ni la preparación mental que necesita cualquiera que quiera un cuerpo “perfecto”. Pero, lo que sí puedes comprar con dinero, es el tiempo de un profesional que te ayude a evitar tantos errores.

Cuando comiences tu propio negocio en Internet, sé humilde y honesto contigo mismo. Deja de preocuparte por los resultados antes de comenzar de verdad. Y no sabes si has comenzado de verdad hasta llevar al menos un par de meses de dedicación, baches de motivación, ansiedad y agotamiento. Necesitas ser pulido antes de tener éxito. Así que ve a por ello. Un entrenamiento diario, un paso cada día en la misma dirección, y llegarás muy lejos si no dejas de caminar.

El negocio perfecto

Al tener que sacrificar ciertas cosas valiosas con las que disfrutas, no cometas el gravísimo error de sustituirlas por un negocio sólo porque te han dicho que se gana mucho dinero. Debes elegir un sector que te apasione, con el que disfrutes aprendiendo y practicando, incluso sin ganar dinero. Debes disfrutar con lo que haces.

Si no eliges un negocio por pasión, si sólo te seduce el dinero, corres el gran riesgo de abandonar en el primer tropiezo cuando no ganes dinero y siempre estarás abandonando un negocio para empezar otro en el que también fracasarás. Nunca serás bueno en lo que haces y nunca podrás ofrecer nada valioso a nadie. Serás aprendiz de mucho y maestro de poco. Hazlo porque te apasiona y no te supondrá mucho esfuerzo dar un paso cada día. Te aseguro que el dinero llegará como consecuencia de tu formación, experiencia y sacrificio.

Por favor, hazme saber si te ha gustado para animarme a escribir más sobre este tema 

Categoría: 

Añadir nuevo comentario

Encuesta

¿En cuál de las siguientes técnicas de marketing en Internet te gustaría más convertirte en un experto top líder?
En las redes sociales, me apasiona el Social Media Marketing
25%
Escribir, el marketing de contenidos es mi elección
0%
Conseguir clientes potenciales, la generación de leads
13%
El posicionamiento y marketing en buscadores, sin duda
13%
Soy adicto a los números, la analítica web sería mi debilidad
50%
Total de votos: 8

Chatea conmigo por Facebook!

El producto estrella de la comunidad iWolf con el que está desarrollado este mismo sitio web. Un portal completo preparado para crear con éxito casi cualquier negocio en Internet que se te ocurra.

Sin un potente, escalable y efectivo sitio web, tienes pocas o ninguna posibilidad de convertir tus gustos y aficiones en un negocio en Internet verdaderamente rentable. Es más que probable que necesites iWolf Site.

 
El camino de emprendedor a empresario digital te indica por orden los pasos exactos para engranar las piezas y crear un negocio online con sólo un sitio web o una red completa de webs generando ingresos para ti.

En menos de 500 páginas aprenderás a rentabilizar cada sitio web que crees en Internet, te introducirás en el mundo del Social Media y dominarás el posicionamiento web hasta el punto de poder vender tus servicios SEO.

 
Un sitio web necesita un alojamiento web rápido y fiable para funcionar. Las infinitas limitaciones de un alojamiento web gratuito, también son limitaciones para un negocio en Internet alojado gratuitamente.

iWolf Hosting ha sido desarrollado exclusivamente para emprendedores. Si pretendes promocionar tu negocio en Internet, en cualquier otra empresa alojarán tu sitio web, pero sin un fanático soporte especializado en marketing.

 
Un software que instalado en tu cuenta de alojamiento web transforma esos feos y largos enlaces de afiliado integrándolos con el dominio de tu sitio web en un formato legible y atractivo para los usuarios.

Podrás crear enlaces que envíen al visitante a cualquier página de venta sin que parezcan enlaces de afiliado, y contabilizar todos los clics recibidos. Y podrás incrustar publicidad en periódicos digitales sin tpagar por ello.